Leemira Consultores.

Nuestra organización, cuenta con personal con amplia experiencia tanto en Seguridad Física (Protección Industrial) como en Administración de Proyectos y Planificación Estratégica; nuestra orientación a la excelencia en calidad de servicio nos distingue en este mercado.

Nuestro equipo de trabajo está conformado por:

Jorge Lee Mira. Gerente General y Director de Proyectos.

Don Jorge Lee, es el responsable máximo de cada uno de los proyectos en los cuales nos avocamos, acotando los alcances de cada trabajo y buscando la real identificación de las necesidades de nuestros clientes, para plasmarlos en el cuerpo de cada una de nuestras consultorías, asegurando de este modo la satisfacción integral de nuestros clientes, Mail: leemira@entelchile.net

Ver CV

Carlos Chehade Ampuero. Consultor y Líder de Proyectos.

Don Carlos Chehade, es el responsable en terreno de la ejecución de cada una de nuestras consultorías, él es quien en conjunto con cada uno de los equipos de trabajo conformados específicamente para cada consultoría desarrolla las trabajos encomendado por nuestros clientes, bajo los parámetros de excelencia establecidos por nuestra consultora. Su expertisse está en las tecnologías de seguridad, los análisis de procesos y los aspectos técnicos de seguridad, Mail: cchehade@leemira.cl

Ver CV

Marco Antonio Gonzalez, Consultor Seguridad Física.

Don Marco Antonio Gonzalez, es uno de nuestros consultores de terreno con mayor expertisse, se especializa en procesos relacionados con cumplimiento normativo, recursos humanos de seguridad, procedimientos, transporte y custodia de valores, Mail: mgonzalez@leemira.cl

Ver CV

Felipe González Vargas, Consultor T.I. & Networking.

Don Felipe Gonzalez, es uno de nuestro consultores, su área de trabajo se especializa en procesos y modelos de tecnologías de la información, seguridad informática y redes, Mail: fgonzalez@leemira.cl

Ver CV

Por la calidad multidisciplinaria de nuestro trabajo, es que tenemos un Staff de Consultores Asociados que se integran a nuestros proyectos según lo requiera su naturaleza, entre estos consultores, tenemos a Ingenieros Informáticos, Analistas de Sistemas, Expertos en Inteligencia, Contadores Auditores, Ingenieros Electrónicos y Personal Especializado en Combate de Incendios y Rescates. Entregamos soluciones multidisciplinarias a nuestros socios estratégicos, por lo que siempre obtendrá soluciones acordes a sus realidad y fundamentadas profesionalmente.

Somos el mejor equipo para su organización.

La Teoría de las Ventanas Rotas:

En 1969, en la Universidad de Stanford (EEUU), el Prof. Philip Zimpardo realizó un experimento de psicología social. Dejó dos autos abandonados en la calle, dos autos idénticos, la misma marca, modelo y hasta color. Uno lo dejó en el Bronx, por entonces una zona pobre y conflictiva de Nueva York y el otro en Palo Alto, una zona rica y tranquila de California.

 

Dos autos idénticos abandonados, dos barrios con poblaciones muy diferentes y un equipo de especialistas en psicología social estudiando las conductas de la gente en cada sitio. 

Resultó que 
el auto abandonado en el Bronx comenzó a ser vandalizado en pocas horas. Perdió las llantas, el motor, los espejos, la radio, etc. Todo lo aprovechable se lo llevaron, y lo que no lo destruyeron. En cambio el auto abandonado en Palo Alto se mantuvo intacto.

 

Es común atribuir a la pobreza las causas del delito, tema en el que coinciden las posiciones ideológicas más conservadoras, (de derecha y de izquierda). 


Sin embargo, el experimento en cuestión no finalizó ahí. 
Cuando el auto abandonado en el Bronx ya estaba deshecho y el de Palo Alto llevaba una semana impecable, los investigadores rompieron un vidrio del automóvil de Palo Alto. El resultado fue que se desató el mismo proceso que en el Bronx, y el robo, la violencia y el vandalismo redujeron el vehículo al mismo estado que el del barrio pobre. 

 

¿Por qué el vidrio roto en el auto abandonado en un vecindario supuestamente seguro es capaz de disparar todo un proceso delictivo?

 

No se trata de pobreza. Evidentemente es algo que tiene que ver con la psicología humana y con las relaciones sociales. Un vidrio roto en un auto abandonado transmite una idea de deterioro, de desinterés, de despreocupación que va rompiendo códigos de convivencia, como de ausencia de ley, de normas, de reglas, como que vale todo. Cada nuevo ataque que sufre el auto reafirma y multiplica esa idea, hasta que la escalada de actos cada vez peores se vuelve incontenible, desembocando en una violencia irracional. 

En experimentos posteriores (James Q. Wilson y George Kelling) desarrollaron la 'teoría de las ventanas rotas', misma que desde un punto de vista criminológico concluye que el delito es………………………..

Descargue todo el Documento de aquí